Festividad de las Pascuas

Felices Pascuas para todos

Hoy tenía entre mis borradores escribir acerca de la Pascua, su significado e historia, a fin de poder saludarlos con contenido, pero por la mañana, antes de ponerme en mi tarea, leí un artículo publicado por AIM- Digital, que consideré interesante, por su sencillez a la hora de contar la realidad cotidiana del festejo, más que por entrar en aspectos históricos que conocemos o que podemos obtener con facilidad. Por esta razón decidi transcribirlo para ustedes.

Pascua, una fiesta judeocristiana

Jag sameag o felices pascuas son las palabras con que judíos y cristianos se saludan en una fiesta comunitaria de hondo sentido espiritual. Las jornadas de reflexión, de oración, de reencuentro y de reconciliación, que comprometen a los creyentes en esta celebración de hondo contenido religioso, son el denominador común en ambas comunidades. Los periodistas Pablo Landman y Verónica Toller dieron a AIM sus testimonios y contaron sus vivencias.

Pablo Landman y Verónica Toller son dos periodistas entrerrianos. Él es judío y vive en Paraná y ella, cristiana, habita en Gualeguaychú. Los dos se mostraron dispuestos a la interpelación y generosos con los testimonios, aportaron respuestas a las preguntas de la cronista.

Landman relató  a AIM que “la finalidad original de la celebración es que los padres transmitan a los hijos la historia y las enseñanzas del éxodo de Egipto”, y señaló que “el relato es simple como lo expresa el texto bíblico.  El primer elemento de ese mensaje es la consagración de la libertad del individuo como esencia indispensable para su vida”.

Pesaj es la festividad más antigua del calendario litúrgico judío, que conmemora la salida de este pueblo de Egipto. “Fuimos esclavos y luchamos para conseguir la libertad, que siempre debe defenderse y celebrarse”, dijo Landman, que festeja “en chiquito” con su esposa y sus dos hijos en Paraná, ya que su mamá y sus hermanos  viven en Israel.

En Pesaj se celebran dos hechos: la liberación de la esclavitud de Egipto, con el consiguiente nacimiento de la historia nacional del pueblo judío, y la cosecha de la cebada, símbolo de la relación existente entre la tierra e Israel. Aunque en Israel la celebración durará siete días, en la diáspora será de ocho.

La fecha, que este año se da pocos días después del inicio de la primavera en Medio Oriente, se entiende además cómo un momento apropiado para el cambio o la revitalización. Es a la vez la celebración más complicada ya que rigen muchas reglas dietéticas.

Por ejemplo, durante los ocho días que dura la celebración no se pueden comer harinas leudantes ni derivados del trigo, avena o centeno. Además, la cocción de algunos alimentos en particular debe realizarse en vajillas que no hayan tenido contacto con estos cereales.

En diálogo con esta Agencia, el periodista destacó que la preparación familiar comienza 15 días antes, oportunidad en que se realiza una limpieza minuciosa de la casa para eliminar todo lo que esté relacionado con los alimentos prohibidos en estos días. “Se hace una limpieza minuciosa, un cambio de vajilla, y por eso desde hoya se utiliza la vajilla correspondiente para Pesaj”. Para Landman, Pesaj es un rito de de alegría. “El momento más emotivo es cuando nos comunicamos con mi mamá, mis hermanos, que realizan el seder en Israel, donde viven. Nos llamamos, charlamos y nos recordamos mutuamente”.

También agregó a AIM que se realizó el miércoles a la noche en el Camping de la Asociación Israelita el seder comunitario. “Fue algo grande, lindo, y para que todos festejaran, los que tienen familia y los que no”.

Para Landman, el Pesaj “es una de las fiestas más lindas del calendario judío, porque festejamos la libertad. El mismo Jesús en la última cena con los apóstoles celebraba Pesaj. Para los argentinos, que tenemos tan poca memoria y cambiamos los feriados según nos convenga, festejar una fiesta de 3.100 años es increíble, porque no cualquier pueblo mantiene una tradición por espacio de ese tiempo”.

El periodista manifestó su deseo de que tanto para los judíos como para los cristianos y “para todos los argentinos, se viva un clima de pascua, de sentimiento, de compañerismo, solidaridad y de resurrección, para que Argentina  esté mejor y se termine el hambre y la pobreza, inconcebibles en un país como el nuestro”.

La historia
La historia se remonta más de 3.100 años. La Biblia llama a la festividad con dos nombres, uno es Pesaj (Pascua) en recuerdo al sacrificio pascual, ya que según cuenta el relato, Dios salteó las casas hebreas castigando únicamente a los primogénitos egipcios. El otro, Jag HaMatzot, fiesta de los panes ázimos que recuerda cómo los judíos que huían de la barbarie del Faraón de Egipto debieron salir antes que el pan leude. Es por ello que una de las consignas es no comer pan, y en su lugar las finas matzá hechas sin levadura.

Tanto en la sinagoga como en los hogares la celebración cobra una significación especial, y el ánimo reflexivo se combina con alegría en un clima familiar.

La costumbre es reunirse en torno a una mesa con algunos elementos comestibles de diversas simbologías, entonar canciones, realizar lecturas y transmitir así de generación en generación la experiencia del éxodo. Con mayor o menor rigurosidad religiosa esta es una tradición que se mantiene y se respeta.

El seder

Más allá de esta tradición, el Pésaj es una de las celebraciones más coloridas de la cultura hebrea, en la cual el hogar judío es un protagonista fundamental. La ceremonia central, repleta de profundos simbolismos, es hogareña y consiste en una cena festiva familiar que tiene un orden establecido (seder).

La cena recibe el nombre de “seder”, que significa orden. “Indica que ordenadamente nos relatarán como fue la salida del pueblo judío desde Egipto y por supuesto, el mismo texto tiene una integración bastante actual sobre cuál es el rol de la familia o de los padres”, explicó Landman.

Además del relato de la epopeya, se beben cuatro copas de vino, los más pequeños formulan cuatro preguntas acerca del significado de la festividad, se bendice la presencia eterna de Jerusalén y se reza por la paz. “Lo importante en el relato es que hablan los protagonistas: hablan los padres pero los chicos también preguntan y cuestionan para conocer”.

El brindis da comienzo a las comidas típicas elaboradas por “manos expertas” y al transcurrir de muchas horas en un reencuentro guiado por comentarios al estilo de los ancestros.

Las velas marcan el inicio de la fiesta. En la mesa no puede faltar la bandeja en donde se colocan distintos elementos, como una pata de cordero o un hueso asado para recordar el sacrificio pascual; un huevo duro que simboliza la vida y el destino; una manzana rallada con canela con la que se recuerda el color de la arcilla, utilizada para construir pirámides y ciudades egipcias.; verduras verdes, algunas de ellas amargas. Los demás elementos son: maror, karpas y jazeret, hierbas que recuerdan la amargura y sufrimiento de los antepasados.

Lo mismo que el matzá, pan ázimo, sin levadura, un símbolo central. Con cada alimento se intenta hacer lo mismo que vivieron los antepasados.

Para los cristianos: la resurrección de la fe
El domingo anterior al pesaj, el domingo de ramos, Jesús llegó a Jerusalén para celebrar la pascua con sus discípulos. Al llegar fue recibido por el pueblo como mesías pero, a la semana, fue condenado a muerte y crucificado. Se consuman así, según las creencias cristianas, la redención del pecado y la victoria sobre la muerte. En la semana santa se recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, la última cena, la crucifixión y la resurrección. La última cena puede interpretarse como la instauración de la misa.

Para los cristianos, “la Pascua es el paso de Cristo de la muerte a la vida y es la más importante de sus fiestas”, dijo a AIM la periodista Verónica Toller.

Para los católicos, las prácticas de la liturgia mediante las cuales se recuerdan los misterios centrales de la fe, tienen honda significación. La Resurrección es el misterio central de la fe cristiana. La pascua cristiana es, en síntesis,  la victoria sobre la muerte.
Así lo evidenció Toller, quien destacó que durante el triduo pascual (jueves, viernes y sábado) “se realizan las celebraciones centrales de semana santa”.

El miércoles santo es una especie de “profecía” de la pascua. En el monte de los Olivos Jesús vive, conscientemente y de manera anticipada, su pasión y su muerte.

En diálogo con esta Agencia, la periodista oriunda de Gualeguaychú, manifestó que “este día la iglesia católica bendice el crisma, que se utilizará hasta el siguiente jueves santo. También se realiza la misa de la cena del Señor, en la que se recuerda la última cena que Jesús tuvo con los apóstoles”.

Con su familia, conformada por su esposo y cuatro hijos, trata de asistir a “todas las celebraciones. La misa del miércoles (que se realizó antes de anoche), es la crismal; allí se bendijeron los óleos para toda la Diócesis, que servirán para ungir a los bautizados durante todo el año. Cristo fue él mismo ungido por su Padre”.

Toller destacó que la celebración del jueves, “también es muy importante. Es la misa de la institución de la eucaristía, donde recordamos que Cristo también nos dejó el sacramento de la reconciliación y el perdón; donde recordamos que les lavó los pies a los apóstoles, indicándoles que el que está a la cabeza, debe estar a los pies, al servicio de los demás,  y que el más grande debe hacerse más pequeño por amor a los otros, tal como lo dijo Jesús cuando expresó: ‘aménse los unos a los otros, tal como yo los he amado’”. 

El viernes santo es un día de silencio, pues se recuerda la crucifixión de Cristo y es, por eso, el único día del año en que no se realiza misa. En su lugar se hace una celebración en la que se recuerda la pasión, se reza por la salvación de todo el mundo y se adora la cruz. Una de las tradiciones populares que ha tomado mucha fuerza en la celebración del viernes santo es la representación en vivo del vía crucis. “El viernes hacemos ayuno, que es una manera de acompañar con un pequeño gesto el sacrificio de Cristo. Queremos decir: ‘te acompaño Señor en tu sacrificio’”.

En Gualeguaychú se realiza desde hace tres años la ‘Pascua joven’, en la que participan jóvenes de la comunidad que realizan, entre otras cosas,  un vía crucis. “De ella participan los chicos de nuestra familia, mis hijos y sus primos, 21 en total, que tienen la misma fe que nos inculcaron a los seis hermanos nuestros padres, cuando éramos niños. Algunos participan como protagonistas en los vía crucis de la parroquia, y los acompañamos; otros en la ‘Pascua joven’: se concentran en una escuela, realizan oraciones, talleres de meditación y de costura, donde confeccionan sus propias vestimentas, aquellas que usarán en la celebración”.  

La celebración de la Gloria

El sábado por la noche se celebra la vigilia pascual o la misa de Gloria. Es el punto final del triduo pascual. Cuando llega el momento de rezar la oración de Gloria se hacen repicar las campanas para anunciar a todo el mundo que Cristo resucitó. Según una antiquísima tradición, los fieles cristianos encienden velas simbolizando la invitación de Cristo a su mesa.

“El domingo es el día más importante del año litúrgico: se celebra la resurrección de Cristo. La resurrección es el fundamento de la fe en Jesús, ya que en ella se basa la esperanza de la salvación del mundo”, ilustró Toller. La iglesia manda festejar el triunfo de Cristo sobre el pecado y es por ello que todas las iglesias se embellecen de flores y reúnen a toda la comunidad cristiana.

Según la interpretación de los hechos narrados en los evangelios, el misterio de la encarnación se completa con el de la redención.

Toller agregó que “desde la fe y como familia, tratamos de entender que Cristo dio su vida por nosotros; nos rescató de la muerte, en el sentido que estar en la oscuridad del pecado es la muerte del alma, y nos dio la libertad, el gozo y la promesa de vivir para siempre en el cielo. Nos dio la posibilidad de la resurrección del alma junto con él y nos elevó al nivel de ser hijos de Dios”.

Verdadero compromiso

La periodista gualeguaychuense recordó que “Cristo dio su vida por nosotros y eso nos compromete aún más. Aquello de ‘aménse los unos a los otros, tal como yo los he amado’, es un compromiso, al igual que ‘perdónense como yo perdoné’ y ‘sirvan a los demás y el que esté a la cabeza de todos, pónganse a la cabeza por amor’. Todo es un compromiso por la verdad, la honestidad y por construir un mundo mejor”. 

Además detalló que “no puede haber pascua si no participás de la misa de pascua dentro de la iglesia, ya que festejarlo con la familia de la sangre es una extensión de la alegría. Lo importante es que la familia que festeja, es la de Jesús, que somos todos, es decir, la comunidad cristiana”.

También recordó que “se vive en Argentina un año de defensa de la vida, pero se pone el acento en el niño por nacer. En concreto, decimos No al aborto, por lo que  en todas las celebraciones de esta pascua se pondrá el acento en la defensa de la vida. Así como Cristo nos trajo la vida nueva, hoy estamos comprometidos a defender la vida”.

Un almuerzo que es una fiesta

Toller y su familia cenan el sábado a la noche con los padres y hermanos de su esposo, que son protestantes, “pero compartimos la misma Pascua. El domingo comemos con mis papás y mis hermanos, en un almuerzo que, sin comidas especiales, se prepara con dedicación. Por supuesto que no faltan los chocolates, ya que aunque no tienen que ver con la celebración cristiana, reclaman todos”.

Autor: AIM Digital – Agencia de Informaciones Mercosur

Acerca de Martin Justo

Arquitecto - Martín Justo & Asociados - . Consultor externo de empresas. Proyectos e Inspección de Obras y Servicios IVC, C.A.B.A. Director Ejecutivo de la Fundación Argentina de Talasemia "FUNDATAL".
Esta entrada fue publicada en Pascua, Temas en general. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s