Pasos de la donación y atención integral del donante

1978841_463255970441648_1604529590_n - copia

La donación de sangre es un proceso que implica diversos pasos. Estos tienen una explicación y una secuencia establecida especialmente pensada para reforzar la seguridad del donante y del receptor.
Esos pasos se pueden sintetizar de la siguiente manera:

  • Recepción del donante
  • Admisión
  • Entrevista medica
  • Control de signos clínicos (temperatura, presión, hemoglobina)
  • Extracción de sangre
  • Autoexclusión (posterior a la donación)
  • Desayuno
  • La información pre-donación

Cuando un donante se presenta en el Banco de Sangre, en la sala de espera le entregan información pre-donación que incluye la descripción de los estudios que se le harán a la sangre.

Se le informa al futuro donante que ante resultados irregulares recibirá un llamado para estudios confirmatorios y que, de resultar positivos, se le indicará una derivación para su atención médica.

La información pre-donación permite una auto-exclusión por parte del donante, es decir que, en caso de no querer hacerse los mencionados estudios o de no cumplir con las condiciones establecidas, podrá decidir no donar y retirarse.

Si el donante no se auto-excluye y decide seguir, pasa a registrarse en el área administrativa correspondiente, con sus datos personales (nombre y apellido, domicilio, documento de identidad, lugar de nacimiento, entre otros).

La calificación clínica

La calificación clínica consta de dos etapas: a. La entrevista profesional de carácter confidencial, b. El examen clínico.

  1. La entrevista

En la entrevista el profesional indaga acerca de su última donación o si es la primera vez que dona, si desayunó bien para evitar cualquier malestar, si está tomando medicamentos, si tiene alergias o tuvo últimamente algún tratamiento odontológico o extracción de piezas dentales, si tuvo alguna cirugía, si consume drogas, si sufre de alguna enfermedad infecciosa, cardiovascular, respiratoria, gastrointestinal, hematológica o neurológica, si perdió peso de forma notoria en los últimos meses, si sufre de desmayos o lipotimias.

Asimismo se lo consulta acerca de sus prácticas sexuales a los fines de saber cuán expuesto, o no, pudo estar el donante a contraer infecciones que se transmiten por la sangre. También se lo interroga sobre sus viajes para descartar la posibilidad de haber estado en contacto con agentes infecciosos de zonas endémicas.

Si el donante no califica clínicamente por alguna razón, se le explican las razones por las cuales se lo difiere de la donación ya sea permanente o transitoriamente y se le agradece su gesto. En algunos casos en que se lo deba diferir por un tiempo, hasta tanto se recupere, por ejemplo, de alguna afección circunstancial se le indicará a partir de qué momento puede volver a donar sangre.

En otros casos, se lo puede excluir de modo definitivo y se le solicitará que siga colaborando con la causa de la donación voluntaria de sangre a través de su difusión.

Es frecuente que se le sugiera, si trabaja en alguna institución escolar o empresa, que promueva que la misma abra sus puertas al Banco de Sangre para hacer actividades de difusión y si hay interés, colectas de sangre en el lugar.

  1. El examen clínico

El examen clínico consiste en tomar su peso, temperatura, pulso y presión arterial, como así también la toma de muestras de sangre para un rápido control que descarte que el donante esté anémico.

De no cumplir con todos los parámetros establecidos en las normas vigentes, la persona será diferida por un tiempo determinado o de forma definitiva.

Si el donante califica, pasa a la etapa siguiente.

Recuerde que aún en caso de no poder donar sangre, siempre puede colaborar difundiendo la necesidad de lograr un sistema de donantes voluntarios y habituales.

SITUACIONES QUE DETERMINARAN SI LA PERSONA ESTA EN CONDICIONES DE DONAR O SE LO DIFIERE TEMPORAL O DEFINITIVAMENTE.

Si puede donar

  • Alergias (sin medicación, sin síntomas)
  • Si tomó aspirina, paracetamol,
  • Ibuprofeno (sólo excluye plaquetas)
  • Si toma medicación para el colesterol
  • Si toma anticonceptivos
  • Si tuvo hepatitis “A” (no se transmite por vía sanguínea)

Exclusión temporaria

  • Si tiene síntomas como dolor de garganta, diarrea, dolor de muelas, fiebre o tratamiento contra infecciones aparecidas la semana previa a la donación.
  • Si tuvo alguna cirugía, transfusión de sangre o endoscopía hace menos de12 meses (consultar),
  • Si tuvo relaciones sexuales de riesgo (con uso o no de preservativo) durante los últimos 12 meses.
  • Si se hizo piercings, tatuajes o acupuntura hace menos de 12 meses (consultar)
  • Si está embarazada o tuvo parto hace menos de 12 meses

Exclusión definitiva

  • Hepatitis “B” y “C”
  • Paludismo
  • Tumores
  • Sida (HIV)
  • Enfermedades cardiacas, respiratorias, neurológicas, renales, hepáticas.

CÓMO ES EL PROCESO DE DONACION

Se realiza una entrevista con personal de salud (médico y/o técnicos capacitados) con el fin de descartar cualquier problema de salud para el donante y/o receptor.

Una vez completados los requisitos necesarios, se realiza la extracción que dura entre 7 y 10 minutos.

Recomendaciones previas a la donación

  • No concurrir a donar en ayunas. Debe haber ingerido, al menos, una pequeña cantidad de alimentos y líquidos en abundancia (no alcohólicos).
  • Si ha realizado esfuerzo físico prolongado o violento, ha estado expuesto al sol o a temperaturas altas de forma prolongada, avisar al personal que lo atiende.
  • Si va a realizar esfuerzos físicos o actividades consideradas potencialmente peligrosas (como trabajar en alturas o conducir vehículos pesados), comuníquelo, ya que de no poder evitarlo sería necesario que aplace su donación.
  • Estar bien descansado, habiendo dormido por lo menos 6 horas.
  • La extracción de sangre y la información post-donación
  • Al donante calificado se le hace una extracción de una unidad de sangre (corresponden a 450 mililitros) y, como ya dijimos, se toman muestras en pequeños tubos para los posteriores análisis. Este proceso dura no más de 10 minutos.

Una vez terminada esta etapa, continúan con los siguientes pasos:

  • se le entrega al donante un certificado de donación
  • se lo invita al área de refrigerio donde se le brinda un desayuno, a fin de recuperar líquidos y azúcar en un ambiente distendido y cordial.
  • se le entrega información post-donación y un formulario de “Autoexclusión confidencial” donde se le da la posibilidad de expresar su voluntad de que se elimine la unidad de sangre que donó por considerar que no es segura.
  • Si se autoexcluye, esa unidad se descarta.

No obstante las muestras serán estudiadas y, de ser necesario, se contactará al donante para confirmar sus estudios.

Esta práctica de “autoexclusión confidencial” es implementada en nuestro medio, así como en otros países que también tienen una alta proporción de donantes de reposición, dado que es probable que estos donantes omitan situaciones de riesgo en la entrevista pre-donación que luego, en esta etapa privada de la consulta, pueden expresar con mayor libertad.

Esta última opción, la auto-exclusión pos-donación, es sumamente importante para aquellas personas que se vieron forzados a donar sangre y no pudieron manifestarlo en una etapa previa del circuito.

De este modo el donante cumple con la responsabilidad de informar que su sangre no puede ser transfundida y evita poner en riesgo a sus probables receptores.

El donante puede autoexcluirse luego de realizada la extracción en caso de que haya omitido comunicar, en la entrevista pre-donación, algo por lo cual debiera ser diferido.

Esta opción existe incluso para quien se haya retirado de la institución y lo quiere informar posteriormente.

También puede ser utilizada, por ejemplo, en caso en que el donante perciba que está iniciando un proceso gripal a pocas horas de finalizada la donación.

Quienes más conocen sobre la donación, los donantes voluntarios y habituales, tienen en cuenta todas estas consideraciones. Por este motivo su sangre es más segura.

Durante la donación

Es muy poco probable que durante la donación pueda haber alguna complicación o molestia, éstas en general se deben a los nervios o miedos frente a una situación desconocida. En ese caso recomendamos:

  • Tratar de estar tranquilo y confiar en el equipo de salud que lo atiende.
  • Respirar normal y tranquilamente
  • Cualquier cambio o molestia que perciba, comuníquelo al personal que lo atiende.
  • Después de la donación
  • Una vez finalizada la donación deberá presionar sobre la punción para evitar un hematoma.
  • Mantenga todo el día el pequeño vendaje que se le coloca. Durante 4-6 horas evite realizar esfuerzos o cargar peso con dicho brazo, ya que la mayor parte de las veces los hematomas no derivan de la punción sino del incumplimiento de esta recomendación.
  • Le será ofrecido un pequeño refrigerio que tiene como objeto no sólo la ingesta, sino que el donante sea avaluado por el personal de salud durante los 15 minutos posteriores, aproximadamente. No deje de ingerirlo.
  • No abandone el lugar de colecta si no se siente bien y avise al personal que lo atendió.

DURANTE LAS 6 HORAS SIGUIENTES A LA DONACIÓN

  • No haga cambios bruscos de posición, ya que podría tener sensación de
  • Si esto ocurre, colóquese en posición horizontal y levante ligeramente las piernas.
  • No ingiera alcohol.
  • No fume (sobre todo en las 2 primeras horas).
  • Trate de beber abundante líquido (agua, jugos, leche- NO ALCOHOL)
  • No realice esfuerzos físicos
  • No se exponga al sol o a temperaturas elevadas de forma prolongada.

Estas recomendaciones quieren contribuir a que su donación sea un acto seguro, confortable y gratificante.

Todo el personal de Hemoterapia y los enfermos de la comunidad agradecen su sensibilidad y esperan contar, habitualmente, con su generosidad.

Fuente: Plan Nacional de Sangre.
Ministerio de Salud de la Nación

Acerca de Adriana Justo

Arquitecta - Fundadora y Presidente de la Fundación Argentina de Talasemia FUNDATAL Cofundadora y Miembro del Comité Directivo de la Alianza Latina Miembro fundador de la Federación Argentina de Enfermedades Poco Frecuentes -FADEPOF- Traductora oficial de la Federación Internacional de Talasemia (TIF)
Esta entrada fue publicada en Anemia del Mediterráneo, Anemias, Beta-Talasemia, Enfermedades de la Sangre, Fundación Argentina de Talasemia, FUNDATAL, Sangre, Talasemia, Talasemia Intermedia, Talasemia Mayor y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s